El uso de la retícula modular

La construcción de signos mediante el uso de una retícula modular es un recurso habitual en el campo del diseño gráfico. Esta manera de generar formas permite una amplia variedad de construcciones con rasgos comunes. Esta variabilidad hace que una identidad se muestre más dinámica comunicando conceptos como la mutabilidad, variedad, unidad, movimiento, dinamismo, adaptabilidad u otros, aspecto tecnológicos, arquitectónicos, de orden y continuidad, etc.

Podéis obsevar todas las aplicaciones de la marca Deichmanske aquí.

O el caso de Mohawk aquí.

Otro caso muy conocido es el branding ideado para la ciudad de Melbourne que podéis verlo aquí.

Y muchos trabajos similares.

Anuncios